La leyenda de las Cataratas de Iguazú

En los tiempos antiguos, era una tradición sacrificar una virgen muy bonito al dio de serpentes que vivía en el Río Iguazú. Usualmente, la chica estaba elegido de su nacido, y nadie pensaba nada cuando era arrojado en el río para el monstruo se llamaba M´Boi. Hay una chica de una aldea acerca del río más bonita que todas las niñas en la selva, y ella se llamaba Naipi. Un día, M´Boi vio la reflexión de Naipi en el agua y exigí que la gente de los guaraní le da la chica. Naipi se suponía que iba a casarse con un chico se llamaba Taruba de un pueblo vecino. El matrimonio uniría los dos pueblos, pero más que eso, Naipi y Taruba sentían enamorados. Lucharon contra la sentencia, pero los ancianos de los pueblos tenían miedo del dio, quién era el hijo del gran Dios del universo, Tupa. A la víspera del matrimonio, le sacrificarían a Naipi.

Los amantes fueron devastados y decidieron huir conjuntos. Conocerían al lado del río y escaparían en una piragua. Por desgracia, M´Boi vio Naipi subí en la piragua y rápidamente fue dejar el escape. Taruba era un niño muy fuerte y pudo quedar adelante. Eso se enojó M´Boi, y su cuerpo aumentó al volumen del río. Él se deslizó y se retorció, pero Taruba no se rendía. Finalmente, con su ira, M´Boi causó la tierra partir. El río cayó debajo de los bordes escarpados y la piragua finalmente fue zozobrado. Naipi fue lanzado en el agua y Taruba fue atrapado debajo. Naipi fue a punto de impactar cuando M´Boi le transformó en una roca. Taruba, quien había nadado a la orilla, trató correr a ella, pero el poder de M´Boi tiró sus manos a la tierra. Sus dedos se convirtieron a raíces y Taruba creció en una palmera.

Eso fue la venganza de M´Boi, les seguir separados para siempre, nunca tocar. Ahora, M´Boi es dicho acechar en el río oscuro mirando los dos para asegurar que nunca reunirse. Aunque, nunca podrán conjuntos, Naipi y Taruba todavía demuestran su amor con un arco iris que empieza a la palmera en Brasil y llega a la roca en Argentina.

Iguazu+Falls+with+Rainbow

Anuncios

Origen de yerba mate

En un tiempo lejano, una tribu guaraní estaba viajando por el bosque y encontró un río muy grande. Un anciano con el grupo no podría continuar con su familia por su edad y le quedó atrás. Al lado del río, el hombre construyó una choza pequeña. Un día, mientras el sol estaba desapareciendo en el espesor del toldo, un extraño apareció delante de la choza. El color de su piel y su ropa fina indicaba no era del bosque. El anciano saludó el extraño, y le preparó su mejor comida. Hablaban por toda la noche sobre la selva y los espíritus de vida y muerte.

Cuando subió el sol, el extraño sentí revitalizado por la hospitalidad del anciano. El visitante quería recompensar su anfitrión. Quisiera asegurar que él siempre tendría los medios por el cual para ofrecer la misma hospitalidad a sus huéspedes y también aliviar las horas largas de soledad en la choza después de la noche cayó. El extraño se reveló una representación del dios Tupa, el dio supremo de los guaraníes, creadora de la luz y el universo. Presentó al hombre un germinado de una nueva hierba cuál crecería convertirse una planta para lo.

Cuando la planta finalmente madurez alcanzado, el hombre preparó en un té y descubrió que fue amargo aún exquisito. En este día, la yerba mate es todavía un símbolo para buena hospitalidad. Cuando se bebe la yerba mate, las horas pasan como las del anciano de aquel entonces, y se siente nuevo como el sol en la mañana.

mate

El rey de los pajaritos

No hay duda que la selva es un lugar mágico. La oscuridad, los rumores, la humedad y el calor… tiene una potencia muy peligro. Una armonía de vida y muerte en los fuerzos de espíritus. Uno de ellos es el Caburé. Sin embargo, eso espíritu no es uno de la selva, es un demonio que vivo como nosotros, apenas un pajarito. A primera vista es una lechuza pequeña, de plumaje como los ríos con un pico afilado y ojos negos que tiene la capacidad dominar la alma. Es la maldición de Caburé. Con esos ojos y grito de poder, todos los pajaritos se aterran y quedan casi inmóviles porque no pueden volar en la precensia de Caburé. Él salta de rama en rama, mirando para secuaces por sus esquemas. Para demostrar su autoridad, cada noche el Caburé mataría un solo pajarito.

Un día, el hijo de la Lechuza fue la victima del tirano, y la Lechuza le imploró piedad para su hijo.

— Por favor en el nombre de lo que nos une — le dijo –, ¡no mates a mi pichoncito! Hay muchos pajaros en la selva que tiene, pero eso es lo único que tengo.

El corazón del Caburé es lleno de hielo frío, pero en eso momento, tiene un momento de bondad. — ¿Es cierto que es tu hijo? — preguntó el Caburé.

La Lechuza sintió muy emocionada y dije con mucho esperaza — ¡Sí! ¡Mi hijo es lo más lindo de todos los pichoncitos de la selva! ¡No podrás confundirte!

— Bien… decidió el Rey de los Pajaritos –, te prometo que esta noche no lo tocaré.

— ¡Muchas gracias! lloró La Lechuza.

Pero a la mañana siguiente, la Lechuza descubrió sin advertencía que la víctima había sido ¡su propio hijo!

— ¡Me has mentido¡ — gritó el padre en pleno de desesperación. — ¡Me prometó que no lo tocarías!

El Caburé quedó desconcertado. ¿Tal vez fue un error? No creo que podría ser tu hijo, porque recuerdo me dijiste, tu hijo era el más bonito de los pichoncitos de la selva. Pero eso que elegí esta noche, al más feo.

 

Yasuni_547

Un poco sobre guaraní

En las selvas verdes y misteriosas de Brasil y Paraguay, hay un grupo de gente se llama las guaraníes. En el pasado, antes los colonos europeos, es posible que las guaraníes fueran cazadores-recolectores que vivieran en grupos pequeños de 10-15 familias, pero mucha información de la historia y costumbres se está perdido. Por suerte, unos pocos de las tradiciones han conservado en la forma de historias o mitos orales. Es conocido, que las creían una conexión por el universo y que todos están conectados, una creencia conocida como panteísmo. 

En 1537, Gonzalo de Mendoza atravesó Paraguay actual y encontró las guaraníes. Es allí, donde había fundado la ciudad de Asunción, y la historia escrita comenzó. En aquel momento, las vidas de las guaraníes estaban a punto de cambiar. El mundo nuevo llevó desafíos nuevos, como las enfermedades, piratas, y traficantes de esclavos. Muchas guaraníes fueron capturados o muertos. En 1607, las jesuitas envió por el Rey españolo Philipp III por fin pudieron proteger la gente indígena de Paraguay. La protección que los misiones le ofrecieron a las guaraníes ha creado un establecimiento de confianza entre la gente indígena y los españoles.

Sin embargo, muchas de las guaraníes perdieron sus vidas y vieron obligados a abandonar sus hogares en Uruguay y Paraguay por la violencia y conflicto entre España y Portugal. Poco después el Tratado de Madrid en 1750, las misiones jesuitas empezaron a caer. Porque de la relación de las jesuitas, muchas de las guaraníes nunca regresaron a las vidas de la selva. Al contrario, con su educación convertirse en trabajadores cualificados y profesionales.

Ahora, mucha gente de Brasil y Paraguay tienen ascendencia de la guaraní. La lengua todavía se habla en Paraguay y hay un poco de tradiciones que vienen del patrimonio, por ejemplo, el maté. Algunos todavía cuentan las leyendas de sus antepasados y el encanto de la selva. A las cataratas de Iguazú, se dice que puede oír los soñados de las batalles en el pasado.

Iguazu-Falls-Brazil-1
Gracias a ¨Something of Freedom¨ para el foto

 

¨Los mitos no se pueden traducir como se los contaba en el mundo antiguo. Nosotros solo podemos encontrar nuestro propio significado por nuestro propia época.¨ -Margaret Atwood